Muera el Perro

"muera el perro"
GROUP SHOW
@ PRISTINE GALERIE
26/03/2011 5:00 PM


ZACHARI LOGAN (CANADA)
RENÉ MORALES (MEXICO)
PIERRE & FLORET (FRANCE)
LIZ ZABRORY (MEXICO)
MARIANA MAGDALENO (MEXICO)
RODRIGO VEGA (MEXICO)
FERNANDO MORENO (MEXICO)
ROLANDO JACOB (MEXICO)
VIOLETA HERNÁNDEZ (MEXICO)
EDGAR BACALAO ARGAEZ (MEXICO)
PROCESO INÚTIL (MEXICO)
SMO HUFFMISTER (MEXICO)
COLECTIVO PAY DE MENTA (MEXICO)

INVINCIBLES (DETAIL)
ZACHARI LOGAN, 2010

T +52 (81)82189926
PUERTA DEL SOL 1195
COLINAS DE SAN JERONIMO
MONTERREY, MX
WWW.PRISTINEGALERIE.COM

MUERA EL PERRO
El creador es un continuo toque de alarma, y su dura pero siempre maravillosa tarea se resume ejemplarmente en la frase que Platón o Jenofonte le hacen decir a Sócrates: "los dioses me pusieron sobre vuestra ciudad como un tábano sobre un noble caballo, para picarlo y tenerlo despierto”.
Julio Cortázar, Papeles Inesperados

Anteriormente se creía que la única certeza en la vida de un ser humano, desde una perspectiva estrictamente cartesiana, era la muerte. La muerte nunca se había sentido más segura que en el 2011, cuando las metanarrativas/superestructuras ya licuefactas sitúan al ser humano ante una conjunción de circunstancias que van más allá de su ubicación histórico-geopolítica-cultural, y generan como posible respuesta la duda.

La duda y lo desconocido son fuerzas comparables a las fuerzas gravitacionales: acercan, alejan o alteran el curso de los objetos a los que afectan por su lejanía o proximidad , creando satélites o disparando de si los objetos cuya inercia ha sido superada.

Cuando esta oposición al cambio es mayor, el miedo ante lo desconocido trunca la creatividad, provocando que el sujeto se vea atrapado en la inacción y la parálisis, ante las cuales solo un oscilamiento interno entre la curiosidad y la ceguera voluntaria pueden ayudarle a cambiar de posición, ya sea en la huida o el desarrollo de una estrategema eficaz para la auto-preservación.

Sin embargo, para el 2011, los avances de la ciencia y la filosofía son tales que permiten cuestionar los enunciados que fueron utilizados como puntos de referencia en la época moderna. Con el reemplazo de la duda cartesiana por la duda superhiperbólica del filósofo contemporáneo Kedar Joshi, el cogito ergo sum se demuestra como una duda y ya no la única certeza. En palabras de Cortázar:
“La invención del alma por el hombre se insinúa cada vez que surge el sentimiento del cuerpo como parásito, como gusano adherido al yo. Basta sentirse vivir (y no solamente vivir como aceptación, como cosa-que-está-bien-que-ocurra) para que aun lo más próximo y querido del cuerpo, por ejemplo la mano derecha, sea de pronto un objeto que participa repugnantemente de la doble condición de no ser yo y de estarme adherido.”

Por consiguiente, el proceso de pensar es uno que no puede probarse a sí mismo de forma infalible; ya que puede ser erróneo y en él cabe la duda. Para aclarar este punto, basta recordar fenómenos como la dismorfobia o las extremidades fantasmas, en los que la propiocepción se ve comprometida a un punto tal que modifica de hecho la realidad subjetiva de los individuos que por ellos se ven afectados.

Una vez puesto en duda el cogito cartesiano, la misma duda universal hiperbólica que exige el cuestionar todo daría lugar a la duda superhiperbólica o superultramoderna, el principio de que “cualquier cosa podría ser posible”, del cual se desprenden las implicaciones filosóficas de que nada puede ser considerado 100% seguro, de ahí que cualquier prueba pueda ser puesta en duda, y que las matemáticas sean consideradas como hipotéticas y por lo tanto filosóficas (ya que ninguna prueba es absoluta o definida, y el hecho de creer que algo ha sido comprobado sería irracional).

Según la teoría “queer”, el cuerpo es una entidad sujeta al lenguaje, y el sentido del “self” una construcción social, limitado por fuerzas históricas, orgánicas, económicas y lingüísticas que operan sobre él; de ahí la resistencia al cambio de paradigmas de generaciones previas y la deducción de que lo que hoy es considerado imposible puede ser posible, puesto que las capacidades intelectuales de quien así lo cree son limitadas. Y a la inversa: todo lo que hoy es considerado absolutamente seguro, a la luz de la duda superhiperbólica, podría ser falso, siguiendo el pensamiento de Kedar Joshi.

La ciencia de hecho corrobora estas afirmaciones; recientemente, en Diciembre de 2010 y Enero de este año, se han publicado dos investigaciones científicas que sacuden creencias consideradas leyes desde hace siglos:
1. La generación de ratones hembra y macho a partir de dos ratones machos por parte de un grupo de científicos dirigido por un genetista de la Universidad de Texas.
2. El cuestionamiento de la existencia de la fuerza de la gravedad por el físico teórico Erik Verlinde de la Universidad de Amsterdam, ante el reconocimiento general de la comunidad científica.

Una vez expuestos los conceptos anteriores, el primer enunciado de este texto podría resultar cierto: Siguiendo los postulados del novelista ficticio Morelli en el capítulo 62 de Rayuela y la obra que de tal capítulo se desprende (62/Modelo para armar), la exhibición se desdobla y enmaraña en figuras análogas a los procesos de Cortázar y el ejército de alter egos creadores por él creados para investigar sus propias hipótesis en torno a la producción artística.

Muera el perro consiste en una exploración (de acuerdo al enunciado de Sol LeWitt “Irrational thoughts should be followed absolutely and logically”) de dicha frase; persiguiendo su sentido inaprehensible “al límite de la percepción,” en donde los proyectos de los diversos artistas que participan en ella, pertenecientes a la generación más actual, actúan una protesta ejemplar, como eco de la postura implícita en “muera el perro”, eco a su vez de toda protesta (¡muera el rey!), con el absurdo que le confiere el ser una articulación en boca del interno número 18 en Rayuela, de pelo completamente blanco y ojos verdes de una hermosura maligna. En esta red se sitúan, como puntos de partida y/o estaciones sin un rumbo definido, las búsquedas particulares de los artistas que en ella intervienen, mostrándose como alternativas a la inacción, la parálisis y la huida, indicando quizás con sus actos creadores la existencia de un camino a través de la adaptabilidad, la fluidez y la mutación hacia la posibilidad de recurrir a nuevas estrategias para vivir la vida.

Daniel González Lozano
Director / Artist Liaison
Pristine Galerie

Muera el perro
Group Show
Kurator: Daniel Gonzalez Lozano

Künstler: Zachari Logan, Rolando Jacob, Rene Morales, Violeta Hernandez, Pierre & Florent, Edgar Argaez, Liz Zabroky, Proceso Inutil, Mariana Magdaleno, Smo Huffmister, Rodrigo Vega, Pay de Menta Colectivo, Fernando Moreno

Pressetext:

Muera el perro” consists on an exploration in which the projects by the various artists that participate in it perform an exemplary protest, echoing the implicit posture in the phrase “the dog must die”, voiced by inmate number 18 in Hopscotch, by Julio Cortázar, “with hair completely white and green eyes of a malignant beauty”. Within this net are located, as starting points and/or stations in no particular direction, the individual searches of the intervening artists: Zachari Logan, Rolando Jacob, Rene Morales, Violeta Hernandez, Pierre & Florent, Edgar “Bacalao” Argaez, Liz Zabroky, Proceso Inútil, Mariana Magdaleno, Smo Huffmister, Rodrigo Vega, Pay de Menta Colectivo, Fernando Moreno.

Daniel González Lozano
Director / Artist Liaison

http://www.kunstaspekte.de/index.php?action=termin&tid=69314

Muera el perro consiste en una exploración (de acuerdo al enunciado de Sol LeWitt “Irrational thoughts should be followed absolutely and logically”) de dicha frase; persiguiendo su sentido inaprehensible “al límite de la percepción,” en donde los proyectos de los diversos artistas que participan en ella, pertenecientes a la generación más actual, actúan una protesta ejemplar, como eco de la postura implícita en “muera el perro”, eco a su vez de toda protesta (¡muera el rey!), con el absurdo que le confiere el ser una articulación en boca del interno número 18 en Rayuela, de pelo completamente blanco y ojos verdes de una hermosura maligna. En esta red se sitúan, como puntos de partida y/o estaciones sin un rumbo definido, las búsquedas particulares de los artistas que en ella intervienen, mostrándose como alternativas a la inacción, la parálisis y la huida, indicando quizás con sus actos creadores la existencia de un camino a través de la adaptabilidad, la fluidez y la mutación hacia la posibilidad de recurrir a nuevas estrategias para vivir la vida.

Daniel González Lozano
Director / Artist Liaison

http://www.artecocodrilo.com/SITIONUEVO/articulos/articuloferrocarril.php?idarticulo=521

Pristine + Art Projects

Pay de Menta


http://pristineartprojects.zenfolio.com/p256990321

Video: PsyPay - Pay de Menta Colectivo (Samuel Ayala Lozano + Mónica C. Bautista Llanes)
Música: Takahashi Meijin no B
ōken Jima IV (Stage 1)

Video: Autorretrato Pay - Pay de Menta Colectivo (Samuel Ayala Lozano + Mónica C. Bautista Llanes)
Audio: Game Over (Mega Man 3) - Bun Bun (Yasuaki Fujita)

























Licencia Creative Commons
Pay de Menta Colectivo por Samuel Ayala Lozano + Mónica Cecilia Bautista Llanes se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://paydementa.jimdo.com/.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://paydementa.jimdo.com/.